5 Errores que Puedes Estar Cometiendo

En una de mis sesiones de lactancia con mi pequeña Agus, aquellas en la madrugada, esas que con un ojo abierto y otro cerrado, estuve viendo las analíticas y estadísticas de mi Instagram y  me di cuenta que OH, hay cosas que tengo que seguir haciendo! ¿Porqué las dejé de hacer? 

¿Prefieres escuchar este episodio?

Analizar estadísticas es muy importante para hacer más de aquellas cosas que realmente nos sirven y vemos resultados… pero hacer este trabajo de análisis no muchas veces lo hacemos… y bueno… hasta que nos llega el alcachofazo o alguien nos dice como que caemos en la cuenta, ¿no?

Típico que en todos lados te dicen qué hacer, el porqué deberías hacerlo y probablemente el cómo. Esto es maravilloso desde el punto de vista de entender cuál es el paso siguiente, pero a veces – o muchas veces- podemos colapsar al tener demasiadas cosas pendientes por hacer lo que nos lleva a la procrastinación.

Esta es una de las razones por la que me encanta el concepto de tomar acción, de implementar de a poco pequeñas cosas, hacer pequeñas acciones que sumadas en el tiempo llevan a una gran victoria. Cuando la tarea es demasiado grande, nos colapsamos y no hacemos nada, así de simple. Es por eso que hoy no quiero decirte lo que tienes que hacer exactamente si no enfocarme en las cosas que tal vez no estás haciendo para que así puedas priorizarlas y dejar de hacer aquellas cosas que no te suman hacia lo que quieres lograr.

 

errores que cometes al emprender

 

1) Haces todo tu misma

El primer error que puedes estar cometiendo y que debes dejar de hacer YA es que TODO lo estás haciendo tú misma. Oh my gosh cuánto te entiendo, obvio que hacemos todo nosotras si estamos empezando!! Pero cuando tienes clara tu zona de expertiz, que es por ejemplo, hacer asesorías financieras, el crear grafiquitas en Canva puede ocuparte mucho tiempo, ¿no? Y más encima te frustras por lo feas que te quedan… te sientes insegura con tu contenido y, como no te encanta la situación, lo dejas procrastinar y no haces tantas gráficas como quieres! Este es un ejemplo, ponle tu propia situación..algo que te incomode hacer porque está fuera de tu expertiz pero lo haces tu para ahorrarte unas chauchas.

Querida, hoy quiero decirte que, si dejas de publicar porque no eres amiga de Canva y no eres diseñadora, estás dejando de compartir tu mensaje con el mundo. Si lo haces y te estás demorando tres días en hacerlo, estás dejando de prestar tus asesorías a personas que te necesitan ya y por ende, estás dejando de monetizar tu marca. 

A lo Rey León, es como un ciclo sin fin porque si dinero, no delegamos, sin delegar, no generamos dinero… ¿es como el huevo o la gallina? 

Tercerizar y delegar es lejos la MEJOR inversión y tal como inviertes en un notebook nuevo o en pagar tu suscripción de Canva, tener a alguien que te ayude con lo que te ocupa mucho tiempo y está fuera de tu zona de expertiz debe ser parte de tu planilla de costos, pero es mucho más que un costo, es una inversión.

Si no tienes muchos recursos para invertir en alguien full time en tu equipo, lo entiendo. Es que es que hay que tener la seguridad que vamos a contar mes a mes con ese dinero para pagarle a esta persona. Y muchas veces puede que le terminemos pagando a ella o él y nosotros no veamos nada. 

Si quieres contratar a alguien con un puesto más fijo, te sugiero que sea cuando tu negocio esté estable y puedas proyectar esa entrada de dinero mes a mes.  De lo contrario, te recomiendo fuertemente que busques alguna asistente virtual o personas que trabajen por proyecto, de manera que esta persona solo te cobre por el trabajo hecho.

Te recomiendo que busques personas expertas en su área. Es super tentador buscar practicantes o asistentes sin experiencia ya que es más accesible, y lo entiendo, pero ojo… el tiempo que demores enseñándole y estando encima es vital. Tu tiempo es el único recurso que no se puede devolver y el objetivo de delegar y tercerizar procesos es que para ti todo sea más eficiente y efectivo.

2) No sabes cómo monetizar tu marca

El segundo error que puedes estar cometiendo es que no sabes cómo monetizar tu marca. 

Creaste una marca, las redes sociales, el logo y todo y ¿aún no tienes claro cómo monetizar tu marca? Sé que te aterra y prefieres esperar a tener una audiencia más consolidada, pero créeme, saca algo, ¡lo que sea! Lo más fácil es anunciar tus asesorías al universo. No requiere absolutamente nada.

¿Y por qué es importante esto cata?

Muy simple… si a alguien le encanta tu contenido, tu autenticidad y todo lo que publicas, te sigue y quiere trabajar contigo, si no ofreces algo no puedes esperar a que las personas vengan. Muchas veces por miedo a ofrecer y vender no publicamos y queremos sentirnos ‘más consolidadas’ antes de anunciar algo, pero piensa, ¿cuándo realmente te vas a sentir lista?

Tu marca no es un hobby, es un negocio. Los números tienen que darte y si aun no monetizas entonces estás en pérdida, ¿por qué? Porque tienes un costo altítisimo que no se está compensando que es tu tiempo, y muchas veces le quitamos importancia al tiempo ya que no es un gasto monetario que nos pese… pero el tiempo es el único recurso que no se puede devolver ni recuperar. Tu tiempo es valioso y tu tienes que ponerle un precio a éste. 

A veces también pasa que ponemos un precio muy bajo para empezar, y si bien esto está bien para agarrar confianza y comenzar a armar testimonios de primeros clientes, a veces nos quedamos pegadas en esos valores.

Si te sientes en ese punto como que quieres comenzar a cobrar más pero no te atreves anunciar precios más altos, te sientes un poco como diciendo: ‘y quién soy yo para duplicar mi tarifa y hacerme más premium’, piensa en todos los años de experiencia que tienes y si ya tienes una base de clientes felices que acreditan que les diste una transformación, los ayudaste a lograr algo, les generaste mayor tiempo de calidad para ellos, los ayudaste a sentirse mejor físicamente, emocionalmente o lo que sea que tu marca haga, entonces no hay motivo para no valorizar mejor tu hora de trabajo.

Y si a alguien no le gusta que estés subiendo los precios, entonces ese cliente no es tu cliente ideal. Tu cliente ideal te valora, y quiere trabajar contigo. Entiende que mientras más ocupada tengas tu agenda más valiosa es tu hora de trabajo y está dispuesto igual a invertir en ti porque quiere que TU le proveas aquellos resultados.

Y mientras más tu valores tu hora de trabajo, mejor es lo que entregarás al mundo.

3) Creas contenido en el día a día

El siguiente error que puedes estar cometiendo es creando contenido atrasado. Me refiero a que estás siempre intentando alcanzarte la cola o en la rueda del hámster creando una pieza de contenido para subir en el minuto. 

Este es un error muy común ya que no hay nadie que nos fiscalice y nos diga que no lo estamos haciendo como se debe hacer ni nadie que nos rete si no subimos un post cuando hubiese sido bueno hacerlo. Es por eso que es muy fácil no hacerlo, porque no lo priorizamos.

Monetizar tu marca es la prioridad, si, pero tener una buena estrategia de contenido hará que crezcamos día a día y nuevos clientes lleguen a nuestra marca. Cuando me doy el tiempo de trazar una estrategia, puedo visualizar qué es lo que quiero decir, por qué y para qué, o sea cuál es la intención o propósito detrás de esa pieza de contenido,

En este post te cuento cómo crear un mes de contenido en una mañana, te invito a que lo revises ya que te comparto todos mis secretos. 

4) No te das el tiempo para crear tu estrategia

Antes de que llegara la Pauli a LB yo estaba un poco así, tenía mis estrategias de Instagram y demases pero no era tan organizada como ahora. Y esto pasó porque cuando ella llegó, yo tenía que tener un flujo de trabajo clarísimo, ideas pulidas y sistemas creados para que ella se integre. Como buenas emprendedoras, nunca tenemos – o nunca nos hacemos – el tiempo para sentarnos a crear nuestra estrategia de mirada de dron y acá viene este punto… no nos damos tiempo para sentarnos a crear nuestra estrategia.

Priorizar tu tiempo de creación de estrategia es demasiado necesario y sin embargo muy llevado al olvido por muchas.

‘No tengo tiempo’ ‘estoy ocupadísima’ ‘Me da flojera’ ‘Se me pasan los días volando’… y si, hay muchas justificaciones, y probablemente tu agenda ya esté llena. Pero créeme, cuando yo subía cosas lindas por acá y por allá tal vez si era positivo, pero cuando prioricé y me di un tiempo para poder tener una idea más clara de hacia dónde quiero que vaya mi negocio y qué pasos tenía que hacer para lograrlo, dejé de preocuparme de si el post era lindo, si le ponía un corazón o los hashtags, me preocupé de cosas realmente impactantes en mi negocio y comencé a ver grandes cambios.

5) Esperar a que todo esté perfecto

Tu perfeccionista interior es solo una razón barata para no atreverte. Yo no me consideraba perfeccionista hasta que me di cuenta que siempre quería tenerlo todo resuelto antes de empezar, como que me daba paz y mayor confianza en mí misma. Pero esperar a que todo esté listo la verdad es que nos amarra. 

Cuando queremos que esté todo listo y no funciona, ¡al final es peor! Nos sentimos mal por todo el tiempo gastado, la ilusión y además teníamos a toda la familia atentos a nuestros proyectos.. o sea más encima puede llevarnos a sentirnos avergonzados con ganas de hundir la cabeza como una avestruz.

Lanzar antes de que esté perfecto es una tremenda estrategia para poder validar tu proyecto, ver que hay una necesidad latente sin invertir dinero o tiempo en la idea. Diciéndolo así es obvio, pero tú sabes que el sentido común no es una práctica común. En la práctica queremos tener una página perfecta, con los servicios perfectos y todo tiqui taca – y que nadie lo vea para que todo sea sorpresa.

Atrévete a explorar cosas nuevas y validar con tu audiencia antes de invertir tu preciado tiempo. Recuerda, el tiempo es el único recurso que no se puede devolver ni recuperar, no gastes de tu tiempo sin tener la confianza de que la idea es rentable….

Mi querida brandista, si sientes que estás cometiendo uno de estos errores, estás haciendo todo tu misma para ahorrarte unas chauchas, no sabes cómo monetizar tu marca y dejar que sea un hobby para que sea negocio, tal vez estás posteando en el día a día sin estrategia y sin dedicarle tiempo de calidad o tienes una perfeccionista interior que no te deja avanzar, tranquila. HOY puedes hacer algo para poder revertir esto y comenzar YA a tomar acción e implementar.

Recuerda, pequeños pasos pero siempre para adelante, te van a ayudar a llegar muy lejos. 

TU COMENTARIO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

DEJA UN COMENTARIO

Instagram

CONECTEMOS EN