Esa Brújula Interior llamada Intuición

¿Alguna vez te has enfrentado a alguna situación en la que decides algo pero no con total seguridad?, ¿Algo te dice que no lo deberías hacer pero hay algo de lógica que te dice que sí?

Esto mi querida brandista es tu intuición hablándote.

¿Prefieres escuchar este episodio?

 

Como emprendedoras que necesitamos tomar millones de decisiones y micro decisiones diarias, en dónde más de alguna vez nos vamos a equivocar, la intuición toma mucha relevancia.

Dicen que la intuición es el alma que nos habla. Tal como dice Howard Gardner – especialista de la mente – es poder ser receptivos a nuestro mundo interior y así poder interpretar las señales de nuestro cuerpo y así poder aflorar nuestra conciencia y emociones para tomar decisiones más rápidas y acertadas. Lo interesante acá es que si no es una decisión acertada, al menos está conectada con nuestras auténticas necesidades. 

Desarrollar la intuición es muy importante para cada vez poder actuar de forma más rápida y eficiente y no pasarse horas pensando en si la decisión que vamos a tomar es la correcta o no. Es por eso que ahora quiero darte algunos tips para poder desarrollar más ese músculo invisible que habita en ti y que es el responsable de ser tu brújula en cada momento:

1. Define un criterio

Cuando nos enfrentamos a tomar una decisión, por muy pequeña que sea, necesitamos definir un criterio. Como emprendedoras estamos repletas de toma de decisiones de distintos tamaños y algo tan simple puede demorarnos mucho tiempo, tal como yo me demoré horas en definir mi estilo de grilla. ¿Será que lo elegí bien?, ¿Me gusta?, ¿Se ve lindo?… Y así estamos horas en un espiral que no nos lleva a ningún lado. ¿Cuál debería haber sido mi criterio ahí? Que se vea bien, que sea legible, que me represente y que sea fácil de armar (un ejemplo básico de porqué escogí hacer un dominó en mi cuenta y no más puzzles!). Definir un criterio ayudará a racionalizar lo que tu cuerpo quiere expresar, y lo mejor es el punto siguiente:

2. Evita sentir culpa o arrepentimiento

Cuando tomas una decisión con un criterio claro, no hay arrepentimiento. Es una decisión que la tomaste a conciencia y puedes argumentar el por qué tomaste esa decisión. No es un capricho, no es una sensación loca, es algo concreto, sensato y que nació de tu alma pero que la bajaste a la tierra.

¿Estará bien?, ¿Será suficiente? Si eres una persona que constantemente se pregunta éstas cosas, si siente culpa por no haber hecho lo suficiente o haberlo hecho de otra manera, entonces es momento de que sepas que de alguna u otra forma no estás confiando en lo que tu cuerpo tiene que decirte.

3. Escucha más aquella parte de tu cuerpo que habla por ti

Es por eso que el tercer tip es escuchar más aquella parte de tu cuerpo que habla por ti. Algunas personas sentimos nuestra intuición en nuestro estómago, otras, en el cuello y otras personas les tienden a sudar las manos o su corazón se pone más agitado. Da lo mismo cómo sea, lo importante es saber que esa es una señal de que nuestra intuición está hablando por nosotros y tenemos que tomar acción. Escuchar nuestra intuición y definir un criterio nos empodera. Nos hace personas con decisión, con una postura, con poder. Nos hace ser más ágiles, rápidos y eficientes. No nos quedamos con el nudo en la garganta ni con las ganas de decir las cosas. No, las decimos. ¿Nos equivocamos? Obvio, pero de eso se trata la vida… de aprender, de levantarse, de cada día mejorar, cada día ser la mejor versión de uno mismo.

4. Pregúntate cómo es la mejor versión de ti misma y empieza a actuar más como ella

Finalmente, el no poder ver con claridad nuestra brújula para guiarnos en el camino es porque nos sentimos con muchas inseguridades. Una mujer empoderada que es capaz de decir que no con gracia, facilidad y sutileza es una mujer que sabe lo que quiere y que no se anda con cuentos. Es casi admirable, ¿no? ¿Y por qué para nosotras es tan difícil? ¿Por qué cuando tenemos una idea le damos mil vueltas y si alguien nos dice lo contrario rápidamente cambiamos de opinión y asentimos como si nuestra intuición sólo fuese un lindo objeto de decoración?

Para esto hay un ejercicio que a mí me encanta, que es pensar cómo es la mejor versión de ti misma. Cada vez que tengas que tomar una decisión, por muy pequeña que sea, piensa qué haría esa versión de ti. ¿Qué camino tomaría ella? Guíate por aquella respuesta para definir tu criterio y abraza ese criterio con toda tu energía. En este post te cuento el poder que tiene decir que no, te invito a que lo leas para darte cuenta como es de empoderante decir que no para decirle que SI a lo que realmente vale la pena y te acerca a tus sueños.

Mi querida brandista, deja que esa voz que te susurra en tus oídos sea tu brújula y así, paso a paso, día a día, ir tu tomando acción y siendo cada vez como tu mejor versión. Y recuerda, nadie tiene la respuesta más que tú misma, solo tienes que excavar y buscarla dentro de ti. Porque escuchando más tu propio cuerpo te aseguro que te llevará muy lejos.

TU COMENTARIO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

DEJA UN COMENTARIO

Instagram

CONECTEMOS EN